Los accidentes simplemente pasan. Por suerte, si estás asegurado, puedes reclamar al seguro de hogar para obtener una compensación económica. ¿Lo malo? Que generalmente estos trámites son muy burocráticos, y requieren de que tengas conocimiento de lo que estás haciendo para cumplir correctamente con todo lo necesario.

Por ello, en este artículo os vamos a guiar en un paso a paso simple y sencillo, donde analizamos los puntos más importantes a considerar para obtener una compensación ¡Vamos allá!

¿Cómo reclamar al seguro de hogar?

seguro

Antes de ir directamente a reclamar al seguro, es importante conocer bien cuál es la cobertura que tenemos. Si la situación que atravesamos no se encuentra contemplada en el seguro, ya la estamos palmando, porque la compañía no se hará responsable.

Y claro, toda esta información se encuentra disponible en el contrato de la póliza, la cual puedes consultar ante una duda, y es lo recomendable, porque así sabrás el nivel de responsabilidad de la aseguradora para que, en caso de que se hagan la vista gorda, acudas a la vía judicial.

Igualmente, os dejamos lo que generalmente cubre un seguro de hogar:

  • Ocurrencias que no sean esperadas, como hurtos, inundaciones, explosiones, incendios, desastres naturales, etc.
  • Uso fraudulento de las tarjetas de crédito
  • Equipos eléctricos y electrónicos dañados por desastres naturales, así como de desperfectos técnicos que sufran
  • Asistencia en viaje cubriendo gastos por enfermedades o accidentes en el extranjero o reclamacion por retraso vuelo.
  • En caso de un fallo eléctrico, si se pierden los alimentos dentro de la nevera, también lo puede cubrir el seguro en ciertas ocasiones
  • Protección digital en internet, asumiendo así la responsabilidad de eliminar contenido totalmente de internet para proteger a la familia
  • Daños a los animales de compañía, e indemnización y gastos de veterinarios
  • Gastos relacionados con defensa jurídica a la hora de iniciar un proceso judicial

Considerando estos aspectos, en caso de que tu situación entre en una de las explicadas previamente, toca iniciar un proceso de reclamación:

Paso 1: Denunciar ante la policía y obtener pruebas

Si estás atravesando un siniestro, primero que nada es importante avisar a la policía y presentar una denuncia formalmente. Esto dará mayor relevancia ante la aseguradora, y mayor peso a la reclamación.

Además, también es importante obtener evidencia de lo sucedido. Hoy en día, basta con sacar fotos y vídeos con tu móvil.

Paso 2: Reclamar al seguro de hogar ante el Servicio de Atención al Cliente

Lo primero que debemos hacer es notificar lo más pronto posible el inconveniente ante el Servicio de Atención al Cliente de la compañía de seguros. En general, todas las compañías de seguro cuentan con diferentes métodos de comunicación, aunque uno de los más efectivos suele ser el de la llamada.

Sin embargo, además de realizar la llamada y reclamar al seguro de hogar, siempre es bueno dejar una prueba textual. Para ello podemos usar un correo electrónico o fax en su defecto. Esto nos servirá como prueba de la comunicación, en caso de que tengamos algún inconveniente.

Además, en caso de tratarse de un siniestro, también es importante recalcar que tenemos unos 7 días para comunicarlo a la compañía.

En general, los datos que suelen solicitarse, y que sirven para dar parte de un siniestro al seguro son:

  • Datos personales del asegurado (nombre, apellido y DNI)
  • Datos de la póliza (Si los tienes. En caso de incendio, y has perdido estos datos, no te preocupes, la aseguradora los tiene, y en caso de necesitarlos, puedes solicitarlos)
  • Señalar cómo ha ocurrido el siniestro, y cuándo, con datos lo más específicos posibles
  • Descripción lo más completa del lugar del siniestro, incluyendo la información sobre los elementos que han salido arruinados o robados. En caso de que se trate de pérdida total, habrá que retratar todos los elementos de valor que había dentro de nuestro hogar
  • En el caso de que se trate de perjudicar a un tercero, como con una gotera, también necesitaremos los datos del tercero
  • En caso de que tengamos datos de la persona que ha causado los problemas, también podemos incluir toda la información relacionada con esta
  • Fotografías y toda la evidencia que puedas incluir de los daños ocasionados

Esta es la información más básica. Sin embargo, es posible que pueda variar. Considera que lo ideal es ofrecerle toda la información posible a la aseguradora para agilizar el proceso.

Paso 3: Espera y comprueba las condiciones de indemnización

Habrá quienes a primeras, con todo el estrés y el inconveniente que provoca un siniestro en casa, terminan aceptando las condiciones al apenas conocer que se ha aprobado la indemnización.

Gran error.

Muchas veces las compañías ofrecen una indemnización que no va de acuerdo a lo contratado, y es lo que debemos evitar. Por ejemplo, si la cobertura contratada incluye estética, tendrás que tener un aspecto en casa similar al anterior, y la indemnización deberá reflejarlo.

Recurre al contrato, y comprueba que se cubre todo lo que corresponde, y en caso de que todo vaya bien, procede, de lo contrario… Te explicamos en el paso opcional.

Paso 4: Espera por el perito

reclamar al seguro de hogar por incendio

Si estás de acuerdo con la indemnización, es probable que la aseguradora envíe a un perito a verificar la situación, principalmente cuando se trata de un inconveniente mayor, como una gotera que afecte a un tercero, un robo, vandalismo o desastres naturales.

El perito será el encargado de medir las consecuencias del siniestro, y es importante que tu comunicación con el mismo sea lo más completa posible. Para ello, puedes crear una lista con todos los elementos perdidos durante el inconveniente.

Importantísimo recalcar, que si realmente tendrás visita del perito, no debes realizar las reparaciones hasta que el mismo haga su comprobación, ya que podrías comprometer la indemnización.

Una vez el perito haga su trabajo, puedes proceder a la reparación si quieres agilizarla, aunque toma en cuenta el guardar todas las facturas de compra de servicios o productos que hayas adquirido.

Paso Opcional: En caso de que no estés de acuerdo con la indemnización

Si no estás de acuerdo con la indemnización ofrecida por la aseguradora, puedes solicitar un nuevo peritaje, y reclamar con base en tu contrato.

Paso Opcional 2: Si no recibes una respuesta, o no estás de acuerdo con la indemnización

En el caso de que no recibas una respuesta en un periodo de dos meses, o la indemnización ofrecida no va de acuerdo lo que debería, puedes formar tu reclamación ante el Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

Además, si la aseguradora está adherida al Sistema Arbitral de Consumo, puedes solicitar un Arbitraje de Consumo.

En última instancia, también podemos acudir a una demanda judicial, la cual, si el importe es menor a 2000 euros, no se requiere de abogado o procurador.

¿Qué esperar luego de reclamar al seguro de hogar?

Después de reclamar al seguro de hogar, si todo va bien, en un plazo muy corto tendrás respuesta, y estará posiblemente un perito en casa. Generalmente el proceso de indemnización suele tomar unos pocos días, y no suele exceder los 40 días.

Igualmente, la normativa permite hasta 3 meses de plazo a la aseguradora para abonar la totalidad de la indemnización.

Deja una respuesta