En nuestro apartado de trámites divorcio, contamos con toda la información necesaria para llevar a cabo un divorcio, y toda la información relacionada con este mundillo.

Y es que, claramente, el divorcio es una de las diligencias que más estrés conlleva, y la falta de información es realmente negativa en estos casos, ya que no solo podría reducir tus beneficios post-divorcio, sino que también podría complicar la situación de la separación.

Por eso, en nuestra web tenemos una gran variedad de información relacionada con el mundo de las separaciones legales enfocados a diferentes países como México, Chile y España. A continuación, les dejamos los tipos de divorcios, y algunos trámites relacionados con cada uno:

Tipos de divorcio

Cada divorcio es completamente distinto al otro. Por eso, es importante conocerlo, y elegir el que sea más adecuado para nuestra situación. Además, así podremos conocer bien cuáles son las ventajas o desventajas que presenta cada uno, y cuál es el que nos corresponde conforme la situación en la que nos encontramos actualmente.

Divorcio Administrativo

Este tipo de divorcio es el más común, y se da cuando hay un acuerdo entre ambas partes, siendo ambos mayores de edad y sin hijos con un acuerdo, y en general se celebra en un tiempo máximo otorgado por el Estado.

Como no se va a juicio, el trámite suele ser mucho más rápido que el divorcio por sentencia judicial.

En materia de este tipo de divorcios, tenemos trámites que van desde la realización, y hasta artículos informativos relacionados con el tema, enfocados a diferentes países de habla hispana.

Divorcio judicial

El divorcio judicial es aquel donde se va a juicio para determinar diferentes partes importantes relacionadas con la separación de bienes, y custodia de los hijos.

Debido a que se trata de temas mucho más sensibles, el divorcio judicial suele ser más lento, ya que se deberá dictaminar sentencia en base a toda la información que pueda ir obteniendo el juez durante el proceso.

Este es el tipo de divorcios realizados cuando hay repartición de bienes adquiridos durante el matrimonio, y a su vez, también la situación de la relación de padre e hijo que habrá luego de los trámites divorcio.

Para poder obtener este tipo de divorcios, se requiere de la demostración de que el o la concubina, haya incurrido en alguno de los ordenamientos jurídicos, como por ejemplo:

  • Violencia intrafamiliar (violencia física o psicológica)
  • Adicciones que afecten al núcleo familiar o alguno de los integrantes
  • Que una de las partes haya sido sentenciada por delito grave, sin libertad bajo fianza
  • Adulterio o bigamia
  • Incitar u obligar a cometer crímenes
  • Abandono injustificado del hogar
  • ITS incurables
  • Falta de cumplimiento intencional a obligaciones alimentarias
  • Delito cometido contra un hijo o cónyuge
  • Cese de la convivencia

Divorcio incausado

En algunos países como España, Argentina y México, es posible la separación express sin el consentimiento de ambos cónyuges y sin una causa explícita. Se trata de un tipo de separación simple, y rápida.

Tipos de divorcio según el consentimiento

En base al consentimiento, podemos dividir los tipos de divorcio en:

Mutuo consentimiento

Es el tipo de divorcio más simple, rápido y económico, ya que no requiere demasiado trámite para su realización, y de hecho es considerado como express, por lo cual la mayoría de abogados siempre intentan apostar por él, buscando que ambos cónyuges lleguen a un acuerdo ideal para ambos.

Sin el consentimiento de una de las partes

Cuando una de las partes no está decidida a separarse legalmente, es el juez quien dicta la sentencia, por lo cual, se trata de un tipo de divorcio mucho más agotador, y en general inclusive, hasta puede llegar a involucrar a los niños para que vayan a declarar, por lo cual puede considerarse algo a evitar siempre que sea posible.