Has llegado a nuestro apartado de trámites laborales, donde agrupamos todo el contenido relacionado directamente con el empleo, su obtención o la realización de diligencias relacionadas con el ámbito.

Como es de esperarse, cubrimos todos los tipos de empleo actuales, y siempre con la información actualizada y precisa para que iniciar tu negocio, u obtener una vacante en una empresa estatal o privada.

Tipos de empleo en los cuales formamos

Aunque en general, cubrimos todo tipo de empleos en particular, aquí os dejamos una lista de tipos de empleos más específica sobre las áreas que cubrimos.

Empleo formal

Este tipo de empleos son los más prácticos, y a menudo elegidos por la mayoría de ciudadanos por sus grandes ventajas frente al Estado. Se caracteriza por estar completamente registrado a nivel legal, ofreciendo así prestaciones, seguridad social y otros beneficios relacionados, así como también el cubrir pago de impuestos y otro tipo de obligaciones relacionadas con el Estado.

Empleo informal

Este tipo de empleo como su nombre indica, no se encuentra en las miras de la ley, y obviamente no ofrece los beneficios legales de parte del Estado. Inclusive, este tipo de trabajos puede llegar a ser considerados como ilegales, basándose en la jurisdicción legal de cada nación o Estado en el que se encuentre.

Empleo fijo

En base a la cantidad de tiempo que esté fijado el contrato, se puede llamar a tiempo indeterminado o fijo, en base a que no existan estipulaciones sobre la finalización del contrato.

Empleo temporal

El empleo temporal es aquel que se obtiene solamente en un plazo. Este tipo de trabajos, por ejemplo, se basa en la realización de tareas en un plazo predeterminado. No se debe confundir con el trabajo a destajo, que es aquel en el cual se realiza el empleo en base a la cantidad de trabajo entregada.

Empleo de tiempo completo

Este tipo de empleos son los clásicos de toda la vida, que consumen una jornada completa de trabajo. Se caracterizan por estar relacionadas con un contrato a plazo determinado o indeterminado.

Empleo de medio tiempo

Este tipo de trabajos suelen ser para ganar dinero extra, o para adquirir experiencia. De ahí que la mayoría de quienes opten por este tipo de empleos suelan ser jóvenes, aprendices o pasantes. Como su nombre indica, la jornada laboral estipulada es mucho más corta, lo que da tiempo para llevar a cabo más de un empleo de medio tiempo.

Emprendimiento o auto-empleo

Este tipo de empleo es el que se lleva a cabo sin necesidad de un jefe directo, y de hecho es uno de las alternativas al trabajo clásico de toda la vida. Se puede llevar a cabo de forma colectiva o individual, y en ambas, se toman las riendas de la toma de decisiones del negocio con ayuda de los demás integrantes, en caso de haberlos.

Empleo no calificado

Este tipo de empleos son para principiantes, o para aquellos que desean ingresar a algún trabajo que no requiera de mucha experiencia previa. En general, suele ser tomado por personas con pocos estudios, o que desean aprender de un tema en específico.

En algunas ocasiones, puede no requerirse calificación, y ofrecer la propia empresa o ente una formación para los que desean calificar.

Empleo semicalificado

Este tipo de empleo requiere de cierta experiencia en el ámbito donde se quiere obtener el empleo, y es bastante simple. En general, no tiene demasiada complicación obtenerlo.

Empleo con calificación media

Este tipo de trabajos requieren de conocimientos teóricos como mínimo para poder aprobar, inclusive si no existe experiencia comprobada que avale algún tipo de práctica. Igualmente, suelen ser una buena opción para pasantes, estudiantes o personas que no gocen de ningún tipo de experiencia en dicho ámbito y que quieran aspirar a un salario mejor.

Empleo calificado

Este tipo de empleos sí que requieren una mayor experiencia y dominio control del tema. A menudo, se solicita para cargos importantes como Gerencia Administrativa, y la mayoría de puestos importantes del Gobierno.